EL PREMIO ÓSCAR ES PARA…¡LOS EXTRAS!

Por: Jaime Orejarena García

Es una mala película repetida. Tantas veces que todos sabemos hasta los más mínimos detalles. Y no solo es repetida sino aburrida. La Crónica de una Marcha Anunciada. Los actores principales –llamados a ser los protagonistas -, son los pocos sindicatos que sobreviven, de un lado, y el gobierno de turno, por el otro. Ah, más el ESMAD que no ahorra esfuerzos en procura de su propia estatuilla.

Encapuchados agitan discordia sobre futuro del Esmad - Unidad Investigativa  - ELTIEMPO.COM

Como si fuera cualquier novelón mejicano cuyo guion se repite y se repite y después de 300 capítulos el rico galán se casa con la pobre bonita y sufrida y tienen muchos hijos y son felices y la mala termina en el reclusorio y el malo en el sanatorio o muere en un ”trágico accidente automotriz”, nuestra película repite esquemas marcha tras marcha, paro tras paro mientras la audiencia, cansada, no tiene más remedio que ver el espectáculo ahora transmitido por cientos de canales: las redes sociales.


Pero esta película nuestra tiene un componente que a ningún director se le hubiera ocurrido: los extras quedan convertidos en los actores principales.

EN VIVO Paro nacional 29A VIDEOS: Paro Nacional minuto a minuto: se  presentan bloqueos en TransMilenio | Nacional | Caracol Radio

Cuando cientos de miles de personas salen a marchar en todo el país y el presidente que le ha huido a los medios durante 3 años decide dar entrevistas, resulta que ninguno de los dos son protagonistas. No. Los Brad Pitt de nuestra crónica no son los Brad Pitt de cualquier película, como debería ser. Aquí son los extras. Los pocos ladrones que robaron, los pocos bandidos que apedrearon, los pocos candidatos a tratamiento siquiátrico que cerraron las vías, desplazan a los protagonistas y se levantan sonrientes de sus sillas mientras corren por su estatuilla, suena la música de los medios que por ignorancia o conveniencia deciden exaltar al vándalo en lugar de resaltar la marcha y en la tribuna, ensordecen sospechosos aplausos de aquellos a quienes les conviene la violencia, el ataque, el muerto, la “respuesta del estado”.

Protestas, furia, vandalismo y tres muertos

Siguiendo el guion pero con niveles de perversidad que asustan, el ministro de salud se apresura a anunciar que suspende el envío de vacunas a Cali mientras cesan las protestas. “O se calman o se mueren de virus” pareciera ser la amenaza. Y el ministro de defensa se apresura a tomar un avión que lo lleve a esa ciudad “para ponerse al frente” de la situación. ¿Al frente de qué si se sabe que a un civil un militar no le obedece y menos en plena acción?

Ministro de Salud destaca acciones y lecciones aprendidas en ciudades y  regiones que afrontaron etapa crítica por covid-19


Hablando de Cali: sus niveles de pobreza han crecido de manera alarmante según el propio DANE. Pero de eso no se habla. Es preferible publicar un cartel con las fotos de algunos de los que supuestamente participaron en los saqueos entre los cuales hay una señora que no lleva un televisor ni mucho menos. Lleva varios frascos de jabón líquido. ¿Esa señora es una criminal? A lo mejor robó y debe recibir su sanción pero ¿y de las condiciones en que vive, qué? ¿Y de las estrategias para sacarla de la miseria? ¿Regalarle 200 mil al mes y argumentar que para eso es la reforma tributaria?

Camilo Chará Guevara 🌳🐶's tweet - "La señora se siente orgullosa de robar  😩😡 " - Trendsmap


Puede ser una imagen de 1 persona y de pie

Aparte de todo, en un país donde hizo carrera el concepto que robar no es robar sino ser “vivo”, un almacén abierto, sin policías alrededor, es una tentación muy grande para quien así llegó a pensar. Y si ya no quedan televisores, pues echémosle mano al Fabuloso que los baños llevan años sin saber a qué huele eso…

Qué hay detrás del vandalismo que quiso empañar la jornada de protestas en  Cali?


Aparte de repetida y aburrida, la película pareciera interminable. Como la última entrega de los premios Óscar.
Mas allá del retiro o no de la reforma tributaria, el país necesita mucho más. Necesita un guion en el que lo principal, sea lo principal, la terquedad no sea co-protagonista, los actores secundarios no intenten opacar al protagonista y el ego de éste no lo aísle en su propia burbuja. Y para completar esta producción colombiana, que el director eterno se retire.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here