Seleccionar página

Todo el proceso inicia cuando los padres del menor, una patrullera de la Policía Metropolitana de Bogotá que trabaja en la estación de Mártires y un agente de Tránsito de la ciudad capital, les comunicaron que por órdenes de sus superiores debían trasladarse a Toribio, Cauca, para reforzar la seguridad en esta región, el menor sintió que su derecho a la unidad familiar se estaba violando.

La Separación Familiar

Gracias a la asesoría legal, el menor de 7 años entuteló a la Policía Nacional para que sus padres no fueran trasladados al Cauca y así no tuvieran que alejarse de él. Argumentando que la institución estaba vulnerando uno de sus derechos fundamentales, el menor ganó el caso en primera y segunda instancia.

Plan de transformación integral de la Policía Nacional - Delitos - Justicia  - ELTIEMPO.COM

Dos jueces le dieron la razón al menor señalando que, efectivamente, la decisión administrativa de la Policía Nacional estaba quebrantando la unidad de su familia.

“Para la Sala existe vulneración del
derecho fundamental a la unidad
familiar del promotor, por lo que se
debe dejar sin efectos la Orden
Administrativa de Personal
nº. 21-104 del 14 de abril de 2021
frente al traslado de Elizabeth Lugo
Yepes y Julián Avenía”, reza el fallo del caso.

Según esto, la resolución de ambos jueces fue dejar sin efecto el traslado de la oficial Elizabeth Lugo Yepes y el agente de Tránsito Julián Avenía, y que estos fueran retornados a sus cargos en la ciudad capital.

Un niño bogotano de siete años, hijo de dos uniformados de la Policía Nacional, interpuso una tutela contra la institución para la que trabajan sus padres y los jueces le han dado la razón en primera y segunda instancia. Sin embargo, junto a sus abogados, el menor estaría considerando interponer más acciones legales pues considera que la Policía aún no ha cumplido con el fallo.

Habib Merheg Marún