Seleccionar página

Opinión: Kico Becerra

CAOS

Eso es lo que se vive actualmente en lo que hace unos años fue la ciudad cívica de Colombia.

Después del vandalismo, el bloqueo permanente de las principales vías y la violencia, provocados por los excesos en la fuerza pública y de los criminales encapuchados que desnaturalizaron la protesta, la ciudad está sumida en el caos absoluto.

Hay un desgobierno manifiesto; un alcalde que perdió la credibilidad ante sus gobernados; que contribuyó con sus imperdonables dubitaciones a la destrucción de la confianza ciudadana de todos los sectores sociales. Su malquerencia con los que él llama estratos altos paracos y su arrogante actitud con los manifestantes, a quienes les decía que no enviaría la policía e inmediatamente ordenaba su presencia, para después desconocer que lo había hecho y echarle la culpa a los del ESMAD; ahora se quedó sin la soga y sin la ternera.

Segundo día de protestas en Colombia deja saqueos y desmanes en Cali - El  Comercio

Confusión es lo que reina en este territorio, nadie sabe quién manda. A veces se cree que son los de la primera línea de resistencia; otras veces se piensa que es el arzobispo; unos dicen que es el hermano del alcalde; se asegura que manda Petro desde Bogotá; el Sindicato de EMCALI es señalado de ser el dueño y señor de los servicios públicos; FECODE es la dueña de la secretaría de educación; otros que saben del tema confirman que Roy (alter ego ahora de Petro) es el amo de la administración; en fin, a todo el mundo se le atribuye el gobierno, menos al alcalde.

Jorge Iván Ospina: ¿por qué se desplomó su favorabilidad?

Desbarajuste total se palpa en toda la ciudad, sin semáforos, ni señales de tránsito; no hay una sola pared sin estar pintada con horrendos grafitis; las estaciones de transporte masivo, 90% destruidas; todos los CAI de la policía quemados y vandalizados; basura por todos lados; 35 limpiabrisas encapuchados,en cada esquina limpiando vidrios de los carros a la fuerza; el aumento de los asesinatos y de los robos hacen de la ciudad, la más insegura de la región.

Desconcierto es la sensación general; nadie cree en nadie; los ciudadanos solo tienen una gran certeza: La llamada reconstrucción de la ciudad solo servirá para enriquecer a los gobernantes, por intermedio de contratos dados a dedo a los amigotes del poder local. Ahí está la fuente para la financiación de la campaña, para los políticos que apoyan a esta desacreditada administración. Los verdaderos beneficiarios del paro y los bloqueos serán los mismos corruptos, dueños del poder local. Usaron a los jóvenes rebeldes como idiotas útiles para que les abrieran la puerta del gran botín. No hay Personero, ni Contraloría. Los delegados del Fiscal y de la Procuraduría son de la misma banda.

Noticias de Cali hoy: Protestas en Cali hoy 09 de mayo: Disparos en el  barrio Ciudad Jardín de Cali | MARCA Claro Colombia

Llegamos al punto sublime del caos y la anarquía; sálvese quien y como pueda. Los carros grandes atropellan a los pequeños, para tener la vía; los colegios privados abren sus puertas a los estudiantes que pueden pagar; los públicos continuarán cerrados, hasta que elijan al Congreso los jefes del sindicato de FECODE; el famoso Coronavirus es lo único que funciona bien: Mata tanto a pobres como a ricos; la diferencia es que, unos tienen servicio de prepagadas y los del SISBEN a punta de acetaminofén.

Paro nacional en Colombia EN VIVO Segundo día de protestas contra la  reforma fiscal deja saqueos y desmanes en Cali | FOTOS | Bogotá | Medellín  | Federación Colombiana de Trabajadores de

La causa común de la reconstrucción del tejido social y el mejoramiento de las condiciones de los marginados es casi imposible de llevarlo a cabo, por la falta absoluta de credibilidad en los responsables de la administración local. Esto, por supuesto, aumentará el caos. Cuando había honor, ante estos hechos, se renunciaría pensando en el bien común; ahora, solo se piensa en el bolsillo.

Ñapa: Debemos empezar a buscar unas pequeñas causas comunes para volver a crear el civismo Caleño.