Seleccionar página

Las tumbadas a los turistas en Santa Marta con los precios de bebidas y alimentos siguen su habitual camino sin que las autoridades puedan o quieran hacer justicia. La realidad es que la Mala Fama de los samarios es tan grande y reprochable, que los turistas sienten que están siendo abusados continuamente sin que las autoridades tomen medidas drásticas.

En el primer video inició afirmando que “Santa Marta es una ciudad maravillosa, pero a los que venimos de afuera nos están dando muy duro en la cabeza”, explicó que durante una comida con amigos le cobraron en un restaurante noventa mil pesos por un pescado, que, según él, cuesta normalmente hasta quince mil pesos.

De poco le sirvió su fama y su paso por las producciones nacionales, al Flaco lo tumbaron de frente y sin vergüenza y los comentarios en las redes parecen poco importarle a los establecimientos de comida.

Habib Merheg Marún